Riyue Shuangta



Las pagodas del sol y la luna, en el lago de Shanhu, en el corazón de la ciudad de Guilin.
Allí, reflejadas sobre la superficie de las aguas del lago, las dos pagodas resultan como mínimo emotivas. La pagoda del sol es la que se ve de color dorado - de hecho, toda ella es de bronce; de plata luce la luna. El sol tiene 41 metros de altura y 9 plantas; 35 metros y 7 plantas, la adyacente luna. A la luz del día, el conjunto es bello y armonioso. Con la llegada del crepúsculo, conforme la iluminación gana protagonismo, resulta un espectáculo conmovedor. Algo desentonan los colores chillones de las luces que marcan la orilla del lago, pero, aun así, el protagonismo monolítico de las  dos pagodas y de su imagen reflejada cautiva e hipnotiza.