Todai-ji, Nara

Templo budista Todai-ji :: Canon EOS5D MkIII | ISO100 | Canon 24-105@35mm | f/9.0 | 1/125s
Templo budista Todai-ji

A 42 km al sur de Kioto se encuentra Nara (奈良市), capital de Japón durante el medievo. Hasta allí nos desplazamos para visitar el templo budista Todai-ji (東大寺 - Templo Oriental) que es el templo de referencia de la escuela budista Kegon y alberga la estatua gigante del Buda Vairocana (Dainichi: "Buda que brilla a lo largo del mundo como el sol").



Buda Vairocana
Este Daibutsu-den, Gran Buda, es, con sus 15 metros de altura, la estructura de bronce más grande del mundo (solo la cara ya mide más de 5 metros y casi 30 son los metros de hombro a hombro; su halo dorado tiene también otros 30 metros de diámetro y las "pequeñas" estatuas en el propio halo miden casi 2,5 metros cada una).
La construcción del Gran Buda de Bronce se acometió en el siglo VIII como la solución del emperador Shōmu para proteger al pueblo azotado por varios desastres naturales y epidemias. Los relatos de la época exageran hasta lo épico los esfuerzos y los recursos invertidos en la obra, pero no por ello es menos cierto que el Gran Buda consumió toda la producción de bronce de Japón durante varios años y que el país casi quedó al borde de la bancarrota.
La estatua actual no es estrictamente la original, pues debido a terremotos e incendios ha necesitado ser refundida en varias ocasiones.


Todai-ji, el edificio
La edificación que cobija al Gran Buda no es menos extraordinaria. Se trata de una reconstrucción del año 1702, de dimensiones más modestas que las del templo original del siglo VIII. Aun así, el edificio actual, que es aproximadamente solo de un 66% del tamaño de la estructura primigenia, es una de las construcciones de madera más grandes del mundo - con unos impresionantes 50 metros de altura por 50 metros de ancho y 57 metros de largo.
La entrada principal al templo se realiza a través de Nandaimon (南大門 - la Gran puerta del sur): un pórtico de 20 m de altura, del año 1199, a través del que se franquea la muralla que aísla el recinto de lo mundano y que da acceso a un amplio patio procesional que nos conduce a los pies del edificio principal.

Como no podría ser de otra forma, el templo y el área circundante están declarados Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, dentro del conjunto de Monumentos Históricos de la antigua Nara.


Ciervos sika
El impresionante templo está aderezado con el atractivo adicional de la presencia de los ciervos sika campando libremente por el recinto. Éstos son considerados mensajeros de los dioses por el sintoísmo y están protegidos como tesoros nacionales. Obviamente son un inevitable reclamo turístico y una fuente inagotable de escenas pintorescas, pues cebados por los visitantes, pueden resultar glotonamente descarados y decididamente acosadores.



礼拝
✣ Nara, gran capital del pasado, antes que Kioto. Gran Buda del templo de Todai-ji de Nara. Sus impresionantes manos.
 Si lo miro de frente, la mano izquierda concede todos los deseos. La mano derecha es capaz de sostener a cinco monjes budistas de pie. Cada una de ellas es una espectacular escultura en si misma. Cada religión tiene sus imágenes sagradas. Pero, este Buda es impresionante. Transmite grandiosidad y templanza. ¡Me cuestiona tantas cosas! La religión, las religiones….
 Bambis, para nosotros, los ciervos son Bambis.
 Pero éstos, si te descuidas un poco, te muerden. Te devoran. No llevaba galletas para alimentarlos y casi me devoran. Entre los Bambis y el gran buda, parece que estuviéramos en un escenario de Disney.
_ _ _ _ _ _ _ _ _  _


Buda Vairocana
Estatua gigante del Buda Vairocana :: Canon EOS5D MkIII | ISO1600 | Canon 17-40@17mm | f/4.0 | 1/50s
Estatua gigante del Buda Vairocana
Estatua gigante del Buda Vairocana :: Canon EOS5D MkIII | ISO1600 | Canon 17-40@23mm | f/4.0 | 1/15s
Estatua gigante del Buda Vairocana
Daibutsu-den :: Canon EOS5D MkIII | ISO1600 | Canon70-200@70mm | f/4.0 | 1/25s
Daibutsu-den
Detalle de las manos del Daibutsu-den :: Canon EOS5D MkIII | ISO1600 | Canon70-200@127mm | f/4.0 | 1/25s
Detalle de las manos del Daibutsu-den
Una de las dos figuras que acompañan al Gran Buda :: Canon EOS5D MkIII | ISO1600 | Canon70-200@144mm | f/4.0 | 1/25s
Una de las dos figuras que acompañan al Gran Buda
Komokuten, uno de los dos custodios del Daibutsu-den :: Canon EOS5D MkIII | ISO 1600 | Canon 17-40@26mm | f/4.0 | 1/20s
Komokuten, uno de los dos custodios del Daibutsu-den


Todai-ji
El templo Todai-ji, desde la puerta Nandaimon :: Canon EOS5D MkIII | ISO100 | Canon24-105@24mm | f/9.0 | 1/80s
El templo Todai-ji, desde la puerta Nandaimon
Detalle del elaboradísimo artesonado de madera :: Canon EOS5D MkIII | ISO100 | Canon70-200@92mm | f/4.5 | 1/60s
Detalle del elaboradísimo artesonado de madera
Detalle de Pindola, delante del templo Todai-ji :: Canon EOS5D MkIII | ISO200 | Canon70-200@200mm | f/9.0 | 1/60s
Detalle de Pindola, delante del templo Todai-ji
Linterna octogonal esculpida en bronce :: Canon EOS5D MkIII | ISO200 | Canon70-200@121mm | f/9.0 | 1/60s
Linterna octogonal esculpida en bronce
Torii en el parque de Nara, en los alrededores del templo Todai-ji :: Canon EOS5D MkIII | ISO100 | Canon 24-105@50mm | f/4.5 | 1/60s
Torii en el parque de Nara, en los alrededores del templo Todai-ji

Ciervos sika
Ciervo en el exterior del templo Todai-ji :: Canon EOS5D MkIII | ISO100 | Canon 24-105@28mm | f/7.1 | 1/50s
Ciervo en el exterior del templo Todai-ji
Ciervos en Todai-ji :: Canon EOS5D MkIII | ISO100 | Canon 24-105@105mm | f/4.0 | 1/250s
Ciervos en Todai-ji
Ciervos en Todai-ji :: Canon EOS5D MkIII | ISO100 | Canon 24-105@24mm | f/5.0 | 1/100s
Ciervos en Todai-ji
Ciervos en Todai-ji :: Canon EOS5D MkIII | ISO100 | Canon 24-105@58mm | f/5.0 | 1/60s
Ciervos en Todai-ji