Focal fija

Canon EOS50D | ISO100 | 50mm | f/3.2 | 1/100s 
Mi primera cámara, a hurtadillas de mi padre, fue una Yashica Minister-D; mi segunda cámara, a varapalo de hucha, fue una Praktica BC1. Aunque la Praktica era ya una modesta reflex, estas primeras dos máquinas tenían en común algo de lo que no había vuelto a disfrutar hasta este fin de semana: un objetivo de focal fija: la Yashica, uno de 45mm y f/2.8; y la Praktica, uno de 50mm y f/1.8.

Treinta y tantos años más tarde, acabo de adquirir un 50mm empujado, lo reconozco y lo acepto, por una cuestionable amalgama de nostalgia y esnobismo; pero la sensación al final del primer recorrido con la cámara es muchísimo más auténtica ... y honesta. Tengo la certidumbre de haber recuperado recuerdos al borde mismo del olvido y eso solo, por sí mismo, ya resulta gratificante.
El resto, para bien o para mejor, lo iremos descubriendo poco a poco.



He subido a Picasa un puñado de imágenes del primer paseo con el 50mm: "50mmxBcn".

Me encanta la luminosidad (es el EF50mm f/1.4 USM), la calidad de la óptica y el bokeh del desenfoque. La limitada profundidad de campo, con las aperturas más grandes, es desconcertante, pero tiene un potencial creativo enorme. 
Ahora ya solo necesito días de 48 horas: me quedan tantas fotografías por hacer.

Canon EOS50D |  ISO320 | 50mm | f/2.2 | 1/40s
Canon EOS50D | ISO400 | 50mm | f/4.5 | 1/25s

Canon EOS50D | ISO800 | f/2.8 | 1/20s