Beijing lights

Dongdaqiao esquina Guanghua.

Con un skyline no demasiado complicado (los mismos chinos dicen que Beijing es la capital del pasado; y Shanghai, la del futuro - aunque eso es anticiparse demasiado en las entradas de este blog), la noche de Beijing no es rutilante. No es apabullante.

El sobrio China Zun (528m) está prácticamente omnipresente. Las diferentes fases del China World Trade Centre (el III con 330m y el IIIB - creo) son demasiado sobrias. Y algo más escondidos están el espectacular CMG Headquarters (234m) y el bello Wangjing Soho (120m).

La luz, tan presente en China - incluso en decoraciones de gusto cuestionable (malditos leds) - no es tan agresiva en Beijing. Es cierto que existen "pequeños" delirios puntuales, pero no hay escenarios de "demencia" colectiva, como podremos encontrar (atención spoiler) en Xi'An, Guilin o Shanghai.

Entre los "caprichos" recomendables está la segunda pantalla de leds más grande del mundo (detrás de la que hay en Las Vegas - 460m de longitud y 12 millones de lámparas led). El juguete, reclamo del centro comercial The Place, costó aproximadamente 30 millones de Euros; está situado a 25 metros de altura, y tiene 7.500 metros cuadrados de superficie (30 metros por 250m). 


Cielo de Leds en The Place.
Se proyectan imágenes inverosímiles de mundos fantásticos, debajo padres y peques evolucionan en tanques futuristas.




Torres gemelas LG, 140m, desde Dongdaqiao con Jianguomen.
New China Insurance Tower and Baogang Mansion, desde Jianguomen.