Iglesia del Monasterio de los Jerónimos

Altar mayor de la Iglesia del Monasterio de los Jerónimos :: Panorámica 7 x Canon EOS5D MkIII | ISO1600 | Canon 17-40@17mm | f/4.0 | 1/20s
Altar mayor de la Iglesia del Monasterio de los Jerónimos

Portugal tiene dos mitos en esa cosmogonía tan mía repleta de Castillos, Conventos, Catedrales y Claustros: el Monasterio de los Jerónimos (especialmente su claustro) y el Monasterio de Santa María de la Victoria, en Batalha. Recuerdo haberlos visitado siendo todavía bastante pequeño, aunque su recuerdo ha sobrevivido saludable al paso del tiempo.
Además de la gotiquísima belleza de estos dos monasterios (con sus puntazos platerescos y manuelinos), se da una circunstancia especial adicional, de esas de patria chica, tontorrona y sentimental, pero válida en la medida en que, en ocasiones, ayuda a recordar quién eres; incluso, de forma menos pretenciosa: quién fuiste. Dicha peculiaridad es que detrás de su arquitectura se esconde un cántabro olvidado, oriundo de la comarca de Trasmiera: Juan de Castillo, arquitecto sublime, el único con obras en cinco monumentos que han merecido ser patrimonio de la humanidad:
  • Convento de Cristo, en Tomar, Portugal.
  • Monasterio de los Jerónimos, en Belem, Portugal.
  • Monasterio de Santa María de la Victoria, en Batalha, Portugal.
  • Monasterio de Alcobaça, Portugal.
  • Fortaleza de Mazagan, actualmente El Jadida, Marruecos.

Nacido hacia el 1470, Juan de Castillo trabajo en las catedrales de Burgos, Sevilla y Braga. Con 40 años, Juan de Castillo se asienta en Portugal donde acomete múltiples obras, también para los reyes Manual I y Juan III. En 1520 se encarga de la decoración plateresca del Monasterio de los Jerónimos y en 1528 el Rey le nombra maestro de obras de Santa María de la Victoria, esto es: del monasterio de Batalha (podemos reconocer la continuidad de su estilo en las "Capillas Imperfectas"). Con 70 años, el longevo arquitecto, llegó a trabajar en África, en la fortificación de Mazagán (actualmente El Jadida, Marruecos). Falleció en 1552, en Tomar (Portugal).



Nave de la iglesia del Monasterio de los Jerónimos, desde el coro alto :: Canon EOS5D MkIII | ISO100 | Canon 17-40@17mm | f/8.0 | 3,2s
Nave de la iglesia del Monasterio de los Jerónimos, desde el coro alto.
Nave de la iglesia, desde el altar hacia el coro :: Panorámica 16 x Canon EOS5D MkIII | ISO1600 | Canon 17-40@40mm | f/4.0 | 1/30s
Nave de la iglesia, desde el altar hacia el coro. 
Crucifijo en el coro alto :: Canon EOS5D MkIII | ISO 3200 | Canon 17-40@20mm | f/5.0 | 1/50s
Crucifijo en el coro alto.
Coro alto :: Canon EOS5D MkIII | ISO 1600 | Canon 17-40@17mm | f/4.0 | 1/15s
Coro alto.