Golden hour

Golden Hour en L'Estartit

El ocaso es una hiperbólica promesa falible de renovación automática. Intrascendentemente falible porque, al fin y al cabo, terminará incumplida - como otras muchas. Aunque, afortunadamente, no importará. 
Por eso, y aunque solo sea por genuino pragmatismo, parece más prudente anticipar la venganza del ineludible amanecer, que festejar la efímera y fatua victoria sobre un pobre día, de todos modos, vencido.

O no: antes hedonista que nihilista, como diría Doña Isabelita.


Golden Hour en L'Estartit

Golden Hour en L'Estartit

Golden Hour en L'Estartit

Golden Hour en L'Estartit: Adiós Mireya