Atrapado en los hilos

Atrapado en los hilos: espectáculo de marionetas en Sant Felip Neri
Atrapado en los hilos
Atrapado en los hilos: espectáculo de marionetas en Sant Felip Neri
La marioneta se toca


La situación era complicada; y el maestro estaba delante (¡todo afecta!).
Después de que Gabriel Brau hablara un momento con ella, la artista accedió a repetir el espectáculo: ella tendría fotos; y la jauría de alumnos tendríamos a nuestra disposición un personaje atractivo.
Gabriel entró de frente, algo escorado a la derecha y desde bastante cerca; a Raquel la vi apostada por la izquierda, relativamente alejada, evitando al público que comenzaba a concitarse; y a Mabel la vi haciendo malabares por el flanco derecho, muy cerca de la artista y con una posición relativamente elevada.

Yo entré detrás de Gabriel; me plantee un plano muy bajo que capturase tanto a la artista, como a la marioneta y al sombrero donde recogía las contribuciones del público. Todo ello con el trasfondo de la iglesia de Sant Felip Neri. La idea fue un fracaso, porque la iluminación no ayudaba y la composición era patética: demasiados elementos en la imagen, ... y todo ello junto (y revuelto) daba además un resultado obvio. Saqué alguna imagen más de la marioneta, insustancial, y desistí.

El segundo planteamiento fue ya algo más acorde con lo que Gabriel había estado explicándonos (al menos, más acorde con lo que yo había entendido de sus explicaciones): reflexionar, sugerir, contextualizar, ...
Del espectáculo, lo que me había llamado la atención era el hechizo que ejercía sobre los niños: los espectadores más jóvenes, los normalmente más inquietos, quedaban atrapados ... como si ellos fueran las marionetas. Y eso es lo que intenta reflejar la imagen principal. Decidí omitir la marioneta, sugiriendo a través de las crucetas y de los hilos la naturaleza del espectáculo.  Decidí situar a la artista ejerciendo su magnetismo sobre los críos del público, colocando a alguno de sus jóvenes espectadores atrapado en los hilos. Con esta disposición, la niña que graba la actuación con un móvil era todo un plus. El punto de vista escogido para contraponer artista y público fue desde detrás, desde el backstage, pero procurando no forzar demasiado la contraposición para no perder la visibilidad de su rostro.
Atrapado en los hilos: espectáculo de marionetas en Sant Felip Neri
¿Me das o me quitas?